sb
17. nov 2018

SIGLO XX

La mayoría de los demandas apuntan a personas que rompen usos y costumbres y cultivan tierra en descanso o a nietos que a través de irregularidades quieren recuperar terrenos que sus abuelos vendieron a terceros hace 30 a 40 años.

La mayoría de los demandas apuntan a personas que rompen usos y costumbres y cultivan tierra en descanso o a nietos que a través de irregularidades quieren recuperar terrenos que sus abuelos vendieron a terceros hace 30 a 40 años.

La jueza Maribel Modesta Ruiz Molina, jueza agroambiental de Uncía aclaró que los terrenos de 7 de los 9 ayllus de la provincia Bustillo son tierras comunitarias de origen, es decir de propiedad colectiva. En esas tierras hay mantas o pedazos grandes de terreno que está en descanso por 6 a 7 años, sin embargo otros comunarios no respetan ese descanso y deciden trabajar esos predios. Es allí donde ocurre el conflicto que generalmente acaba en conciliación. Serían unos 30 casos presentados anualmente en el juzgado agroambiental.

La autoridad judicial explicó también que algunas personas compraron terrenos hace 30 o 40 años atrás, sin embargo los nietos de los vendedores pretenden recuperar esas tierras produciéndose atropellos e irregularidades. Dijo que en estos casos se debe respetar el derecho de quien adquirió esas propiedades, pero el actual adjudicatario deberá también respetar los usos y costumbres del ayllu. De estos casos se presentarían unos 20  conflictos anualmente.

Dijo que actualmente los ayllus Aymaya y kharacha están a punto de lograr la declaratoria de tierra comunitaria de origen.

La autoridad aclaró que en todos estos casos las partes no requieren un abogado, sino que la justicia es totalmente gratuita. Señaló además que falta información de la población en relación al trabajo del juzgadoagroambiental.

Señaló asimismo que coordina su trabajo con las autoridades originarias de los ayllus

 

0
0
0
s2smodern