mar
19. mar 2019

News

Siglo XX, Potosí, 18 marzo 2016, Radio PIO XII.- A medianoche, casi madrugada del jueves 17 de marzo, Hilaria Acho Baltazar de 30 años retornó en un ataúd a San Marcos, en el municipio de San Pedro, la región más pobre del Norte Potosí. Una semana antes partió de su casa, junto a su bebé de 8 meses y su esposo con destino a Llallagua para cobrar el beneficio del seguro universal de lactancia en esta ciudad.

Siglo XX, Potosí, 18 marzo 2016, Radio PIO XII.- A medianoche, casi madrugada del jueves 17 de marzo, Hilaria Acho Baltazar de 30 años retornó en un ataúd a San Marcos, en el municipio de San Pedro, la región más pobre del Norte Potosí. Una semana antes partió de su casa, junto a su bebé de 8 meses y su esposo con destino a Llallagua para cobrar el beneficio del seguro universal de lactancia en esta ciudad.

 

El médico cubano del hospital general de especialidades de Llallagua le atendió de emergencia el lunes en la noche, una camioneta de la policía le trasladó al hospital. Parecía alucinar, movía las manos y quería atrapar algo en el aire dijo ante la grabadora este profesional. Al ingresar su cuerpo se convulsionaba y estaba deshidratado, además tenía diarrea con sangre señala el informe médico.

El miércoles, cuando al parecer ella se recuperaba, su esposo resolvió sacarla del hospital, horas antes había expresado que quería hacerlo, luego ayudado por una vecina argumentaron que fue víctima de un lik´ichiri y que el médico nada podría hacer para salvarla. Indicaron que la llevarían ante un curandero. El miércoles falleció en un cuarto de la federación de sindicatos campesinos. Una hora antes, una ambulancia se presentó en el lugar pretendiendo devolver a Hilaria al hospital de especialidades, pero no lograron su objetivo ante la negativa del esposo y de dos o tres vecinas.

El médico forense revisó su cuerpo y en su informe escribió muerte súbita, en un cuadro de posible infección interna. Quiso realizar la autopsia para determinar con precisión la causa de la muerte, pero le impidieron hacerlo.

El esposo, en conversación con RADIO PIO XII admitió haber insistido para retirar a su esposa del hospital. Sólo vomitaba y estaba sanita dijo. Pero no supo explicar por qué decidió llevársela del lugar si ella se recuperaba.

Jemina Cruz, trabajadora social, del hospital general, señala que además le tomaron una radiografía en la espalda porque se quejaba de dolores en esa parte del cuerpo. No encontraron nada raro o ningún indicio que explicara esos dolores.

Hilaria y su esposo, tuvieron 5 hijos, 2 de ellos fallecieron con fiebres y resfríos complicados, sobreviven tres, incluido el bebé de 8 meses. Esta familia que no logra reunir los ingresos necesarios para vivir todo el mes, apela al bono Juana Azurduy y al subsidio universal de lactancia para complementar su alimentación.

Durante varias horas del miércoles 16 de marzo, su cuerpo estaba encima de unas mantas en el piso de uno de los cuartos de la federación de sindicatos campesinos, luego las autoridades tramitaron un ataúd y el certificado médico correspondiente.

A medianoche del miércoles y madrugada del jueves, se fue a San marcos, una ambulancia arribó desde San Pedro para trasladar su cuerpo a esa región.

En San Pedro, provincia Charcas del departamento de Potosí, la pobreza afecta a 9 cada 10 compatriotas. Sin embargo, San Marcos en el territorio de ese municipio es la región más pobre del departamento. Lugar seco, con escasos caminos, poca energía eléctrica, sólo una posta de salud, una escuela nuclear, ríos impasables y clima agresivo marcan la situación desesperante de miles de nortepotosinos que viven allí.

La pobreza en el Norte Potosí.

Según el censo 2012, en Potosí 479.451 habitantes vivían en condición de pobreza, 59,7% no tenía agua potable, alcantarillado y habitando viviendas sin condiciones apropiadas.

Según ese mismo censo, la población no pobre alcanzaba a 322.991 personas, de las cuales cerca de la mitad, 139.379 habitantes, residía en la ciudad capital.

Sólo las provincias NorLípez, Antonio Quijarro, Rafael Bustillo, Modesto Omiste, Tomás Frías y Sud Chichas tienen niveles inferiores de pobreza.

Unos 9 de cada 10 potosinos, 90%, de los habitantes de las provincias Charcas y Chayanta son pobres. Además 8 a 9 de cada 10 compatriotas son pobres en las provincias Alonso de Ibañez y Bilbao

 

 

0
0
0
s2smodern